En Francia, armaron una rotoenfardadora autopropulsada La construyó un productor, combinando una cosechadora Claas y una rotoenfardadora Gallignani.

En Francia, demostraron que la posibilidad de trabajar con una rotoenfardadora autopropulsada está al alcance del ingenio.

Un productor de la localidad de Valensole, en la región de Provenza, logró la combinación y la aplicó en la confección de rollos de lavanda.

El desarrollo tomó como base una cosechadora Claas Dominator, un modelo que la compañía alemana lanzó en la década del ’70.

A esa estructura se le eliminó el sistema de trilla y se le agregó una rotoenfardadora de la marca italiana Gallignani. En este caso, la rotoenfardadora cuenta con una rampa trasera para el transporte de dos rollos.

Fuente: Portal Maquinac