Productores chaqueños dicen que debe incentivarse la siembra de alfalfa Intentan poner en valor al producto y buscan la forma de obtener más rentabilidad en una región en la que desde el inicio, el costo del flete entra jugando fuerte, pero que en el mercado interno tiene su impacto favorable, con buenas expectativas a partir de un mayor conocimiento y el uso de nuevas tecnologías.

“Deberia tener algún incentivo para fomentar su siembra, ya que la alfalfa ocupa una importante cantidad de mano de obra, y es constante el movimiento. Es una actividad muy poco conocida”, dice el productor Germán Sanko, de Colonia Necochea, cerca de Las Breñas.

“Esta es una zona que tiene beneficios en cuanto a la semilla porque el clima, con calores y niveles de agua y sería muy bueno darle un impulso porque se siembra en pequeñas parcelas”, agrega Gustavo Aselborn, otro alfalfero de Las Breñas.

En la zona de Mesón de Fierro, Giancarlo Langelotti también se dedica a la siembra de este cultivo, y cuenta algunas ventajas del mismo, sobre todo en lo que hace a las posibilidades de desarrollo.

La siembra
En cuanto a la siembra, “Depende del momento en el que uno define que lote va a alfalfa, por los trabajos de labranza o barbechos. El costo nacional seguramente está hecho con una semilla más cara que normalmente acá no funcionan por el calor y la falta de agua  ( en años normales) y usamos semilla de cosechas locales y se hace más barato”, dicen Aselborn y Sanko.

Alfa Group de Cambio Rural
Sin embargo, y como se viene impulsando su desarrollo en zonas de Las Breñas, Charata, Pinedo y Mesón de Fierro, entre otros lugares del Chaco, los productores con sus pequeñas parcelas, se vienen organizando en forma asociativa, como es el caso de Alfa Group en Las Breñas a través del programa Cambio Rural del INTA que logró colocar sus productos en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, el año pasado.

Luego vinieron las inundaciones, que con una superficie implantada de 28.337 en todo el Chaco, se perdieron 3.825 hectáreas en las zonas de Mesón de Fierro y Pampa Landriel, además de las implantadas en Colonia Necochea, jurisdiccion de Las Breñas.

Sembrar una hectárea, $14.738
Según un informe sobre Estimaciones de Costos y Márgenes Brutos, realizado por Eugenia Quirolo, José Chiossone y Edgardo Lehonart del INTA Sáenz Peña, sembrar una hectárea de alfalfa cuesta $14.738 en la región.

Para las labores se estiman, a valores de enero de 2020, poco más de $6.200 entre uso de rastra, disco, siembra fina y pulverizador terrestre, mientras que para insumos se ocupan $7.900 aproximadamente. (Ver cuadro). “Acá en el Chaco tenemos menor costo semilla, pero mayor costo siembra. Pero la duración de la pastura es de 4 años”, dice Aselborn.

El cultivo en el Chaco
En Chaco la mejor época para la siembra de alfalfa es a fin de marzo-principio de abril, sin embargo, ante la pérdida de lotes y/o la imposibilidad de sembrar oportunamente, debido a excesos de precipitaciones del verano-otoño de 2019, la siembra de primavera se convierte en una opción a analizar para adelantar la implantación y recuperar la superficie perdida, comenta José Chiossone, del INTA Sáenz Peña.

Entre una estación y otra se presentarán distintas condiciones ambientales, que tendrán impacto sobre el desarrollo inicial y posterior desempeño del cultivo, que deben ser tenidas en cuenta previo a la siembra. A continuación, en el cuadro postulan algunas de ellas.

La alfalfa en la actualidad, en su mayor parte, se cosecha para la producción de fardos y rollos, ambos con bajo valor agregado, elevado costo de flete y sin posibilidades de exportación por la relación peso – volumen. Los cubos y pellets de alfalfa son productos de excelente conservación; volumen y flete reducido, con demanda en aumento en los mercados extranjeros, especialmente los países asiáticos, árabes y de Europa del Este.

La Argentina cuenta con extensas regiones óptimas para el desarrollo de alfalfares con riego asegurado, hoy en día ociosas y difíciles de encontrar en otras partes del mundo. Si bien el país posee un mercado interno muy activo de alfalfa en forma de fardos y rollos.

Fuente: Agroperfiles